Una brazada un centimo

Travesía solidaria Barayo-Navia

¡Pon tu brazada!

El sábado 4 de agosto conseguimos el reto de 2018, nadando unas 8 millas náuticas en las aguas del mar Cantábrico desde la playa de Barayo (Reserva Natural Parcial de la Biosfera) hasta la playa de Navia. Este año elegimos para realizar nuestro reto la zona aledaña a la ría de Navia, en el occidente Asturiano, como marco incomparable para realizar nuestra travesía. Nosotros debemos mucho a Navia, ya que fue nadando el tradicional descenso donde conocimos este deporte que es la natación en aguas abiertas -aún no sabíamos que se llamaba así- y es una forma de intentar compensar todo lo que nos ha dado este maravilloso pueblo y sus gentes.

A las 9 de la mañana se citaban nuestros voluntarios en el puerto de Navia para preparar los barcos de apoyo, seguridad y salvamento, con todos los pertrechos para la travesía, -avituallamiento, botiquín, etc.- y se embarcaban rumbo a Barayo donde mientras tanto nos habíamos citado los 9 nadadores que participarían en la travesía. IMG-20180804-WA0000

Nos lanzamos al agua a las 11 de la mañana. El mar está relativamente calmado y no excesivamente frío para lo que suele ser habitual en esas fechas. Tras una hora de nado se llega a la altura de Puerto de Vega sin grandes dificultades, y aproximadamente una hora más tarde cruzábamos enfrente de la playa de Frejulfe, la vista desde el mar de toda la costa es impresionante.

IMG-20180804-WA0007

Pero, cuando se pensaba que quedaba la parte más fácil llegando a la playa de Navia entra una corriente de contra que convierte en una tortura interminable los últimos 500 metros de nado con la playa a la vista. Finalmente, tras unas 4 horas de nado llegamos a la playa de Navia. IMG-20180804-WA0001

Queremos dar las gracias al apoyo recibido por parte de la concejalía de deportes del municipio de Navia, Mirta y Juan Pablo, al equipo de protección civil de Navia, Luisma y su equipo, al apoyo de la asociación organizadora del descenso de la Ría de Navia, Cova y Artime, y sobre todo a los voluntarios que prestaron sus barcos desinteresadamente Luis, Javier y demás y a los que se embarcaron durante la travesía formando el equipo de seguridad y salvamento. Muchas gracias a todos los que habéis colaborado con nosotros.

Comparte si te gustó